• Marie Carmen Colón

Unitasker o Multitasker

En lugar de dividir nuestra atención, es más efectivo sostener la atención en una actividad.


El cerebro se puede concentrar en una cosa a la vez.

Cuando intentamos enfocarnos en varias tareas a la vez, lo que sucede es que intercalamos actividades, vamos de una a la otra y regresamos a la anterior o comenzamos una tercera actividad. Prestándole cada vez menos atención a estas tareas.


No significa que no puedes caminar, entregar unos documentos a la vez que tomas el café, ya que estás tareas no requieren concentración para llevarlas a cabo.


Lo que no podemos lograr al hacer multitasking es CONCENTRARNOS al mismo momento en dos o más tareas que requieran de nuestra atención.


Los estudios demuestran que cuando una persona interrumpe o es interrumpida de lo que estaba haciendo, el regresar su atención a la tarea, le tomará 50% más tiempo para completarla y 50% de cometer errores. Esto porque cada vez que cambias de tarea tu cerebro tiene que ir sobre un proceso complejo para liberar las neuronas envueltas en la tarea y activar las neuronas necesarias para la siguiente tarea. Mientras más alternes tareas, más tiempo perderás y menor calidad de trabajo obtendrás.



El multitasking activa unos circuitos en el cerebro que aumentan la dopamina, o sea que pueden producirte un efecto de felicidad por hacer muchas cosas al mismo tiempo. El peligro de este rush de dopaminas es que no te das cuenta de los errores que cometes. También libera adrenalinas y otras hormonas de estrés, como el cortisol. Que si acostumbras a ser multitasker, tu nivel de estrés se mantiene elevado y contribuye a problemas de pérdida de memoria y enfermedades crónicas.


El multitasking estimula el “Mindlessness” dando la ilusión de que eres productivo, mientras te roba tu enfoque y hace daño a tu desempeño.

Esto que pensabas te ayudaba, en realidad te hace daño ya que, cualquier información importante que surja durante el tiempo de multitasking no la retendrás al no estar concentrado. Así que, no dividas tu atención, para no perder la concentración. Si te sientes agotado mejor es tomar un pequeño receso de cinco a diez minutos, será más efectivo, aumenta tu atención y sostienes la concentración.


Derrotar el mito de ser multitasker y adoptar ser “unitasker” brinda más satisfacción al terminar la tarea, te desenvuelves mejor en la tarea y aumentas la probabilidad de retener en memoria muchos más detalles de lo que hiciste para futuros trabajos iguales o similares al que hiciste en atención plena.


Luego me dejas saber si tomaste en cuenta esto que acabas de leer y que tal te fue al ponerlo en práctica. Espero tu comentario.


Hasta la próxima tu Coach y amiga






6 vistas

Entradas Recientes

Ver todo